ELEGIR PROFESIÓN CORRECTAMENTE

 

pic 24Elegir bien la profesión es casi tan importante como elegir bien a la pareja, pues le dedicaremos a menudo más tiempo que a ésta. Las personas dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo a trabajar, de modo que elegir bien lo que vamos a hacer, es algo de vital importancia. Pero ¿qué tenemos que considerar para elegir con éxito? Cuáles son los errores que se cometen más a menudo?

Hay 3 parámetros que definirán nuestra elección:

1.-Habilidades, Conocimientos y Experiencia. O sea, lo que somos capaces de hacer. Hacer bien. Considera tu experiencia, conocimientos, habilidades y competencias de forma realista.

2.-Demanda actual del mercado y Tendencias. Investiga las posiciones más demandadas actualmente, y ten muy en cuenta el considerar las tendencias previstas para los próximos años.

3.-Lo que nos gusta. Lo que nos gusta hacer, ya sea a nivel profesional, hobbies u otros intereses.

Dibuja tres círculos como los de la imagen y escribe tus propios datos. Es una forma muy visual de ver todos los factores influyentes y tomar una decisión acertada más fácilmente.

Demasiada gente considera sólo los dos primeros puntos a la hora de buscar trabajo o de montar su propia empresa, sin embargo el último punto es la clave para que triunfar como profesionales y que dicho éxito perdure en el tiempo.

 

 

 

Anuncios

_¿CÓMO ACERTAR CON UN CAMBIO PROFESIONAL?

youth-570881_1920

Un cambio profesional puede ser realmente reconfortante, pero también muy frustrante. Se trata de cambiar para mejorar, no de cambiar por cambiar. Para ello es esencial considerar algunos factores clave que marcarán el éxito de nuestra nueva carrera.

Lo primero y esencial es tener muy claro el porqué deseamos ese cambio profesional realmente. Ser honestos con nosotros mismos nos ayudará a encontrar la pieza clave para triunfar. Pues sólo teniendo claro lo que buscamos, podemos hallarlo.

Es muy distinto querer cambiar por hacer algo que nos gusta más, por ganar más dinero, por tener un horario más flexible o porque descubrimos que no se nos da demasiado bien lo que hacemos. Cualquier razón es muy válida, lo importante es identificarla y asumirla como punto de partida. Si no, corremos el riesgo de hacer un gran esfuerzo para cambiar profesión y encontrarnos pronto en la misma situación de insatisfacción. Un ejemplo muy común es el de gente con vocación artística que han estudiado carreras ¨de nivel¨ porque el entorno les has presionado o invitado a ello, acabando frustrados con el paso de los años pero sin ser capaces de admitir su verdadera vocación en público. Sea cual sea tu caso, acéptalo si quiera para contigo mismo.

El tener claras las razones por las que queremos dejar una profesión, nos dará la mayor pista para elegir con acierto la próxima profesión. Y aunque se necesitaría considerar muchos factores más, tales como identificar tus talentos personales, tu verdadera pasión o un estudio profundo del mercado laboral, éste es ya un muy buen punto de partida.

_CAMBIO DE PROFESIÓN CON MÍNIMOS RIESGOS

pic-5

Un cambio de profesión es simpre arriesgado por mucho que se analice, por mucho que conozcas el mercado, tus talentos o que conozcas incluso el otro sector; siempre hay un riesgo, si bien, esto puede ser parte del encanto.

♣ Pero sí lo que deseas es un cambio sin demasiados riesgos, la mejor opción sin duda es optar por un cambio de posición dentro de la misma empresa, ¿por qué?

-Porque ya ten conocen y no necesitas demostrar lo que vales desde el principio.

-Porque ya les conoces y no necesitas adaptarte a nuevas políticas de empresa.

-Porque si no va como pensabas, siempre habrá alguna posibilidad de volver a tu puesto anterior.

Además si ya cuentas con su confianza, a menudo preferirán terminar de formarte a ti que contratar a alguien que no conocen con esa formación.

Pero, ¿cómo dar el deseado salto a un puesto diferente dentro de la misma empresa?

  • Asegúrate de que cumples la mayor parte de los requisitos para el nuevo puesto (completa tu formación si es necesario) y explica abietamente que es un área que te interesa especialmente.
  • Ofrecete voluntario para ayudar en algún proyecto relacionado con ese departamento, si se da el caso.
  • Estate atento a las posiciones que surjan del área de tu interés. Un contacto en ese departamente podría ser crucial.

Recuerda que las empresas valoran mucho las ganas de aprender y progresar de sus empleados y que prefieren siempre cubrir vacantes de forma interna con empleados que ya conocen, así que tienes más posibilidades de las que pensarías a priori.

 

_3 TIPOS DE TRABAJO CONCILIABLES CON LA VIDA FAMILIAR.

img_1905¿Qué tipo de trabajos son conciliables con la vida familiar? Hay que renunciar a disfrutar de la pareja o de los hijos si se tiene un puesto de responsabilidad? Qué posibilidades existen?

Básicamente hay tres tipos de trabajo que te permitirán  conciliar trabajo con vida familiar:

1.Trabajar a media jornada.

  • Trabajos a media jornada de por sí. Habitualmente puestos de funcionariado, trabajando para las distintas administraciones del estado, o bien en la enseñanza. En la mayoría de los casos va por oposiciones, pero cada vez más, el gobierno para evitarse hacer contratos fijos, subcontrata sin opsición a través de otras empresas, siendo los salarios algo más bajos pero con los mismos horarios. Así que si tienes una profesión que te lo permite, no dudes en considerarlo como una opción muy conveniente.
  • Trabajos en turno de mañana. Normalmente se trata de trabajos no muy cualificados, como dependiente o recepcionista. Además es complicado que te dejen mantener fijo el turno de mañana y tampoco suelen estar muy bien pagados, si bien puede ser siempre una opción a considerar de forma temporal.
  • Reducción a media jornada. En España, por ley la empresa está obligada a conceder la reducción de jornada a mujeres que se reincorporan al trabajo después de ser madres, si lo solicitan. Si bien ésta es la teoría, pues en la práctica, intentan presionarte para que no lo hagas. Eso sin hablar de los tristemente numerosos casos en los que una vez incorporada, ¨te invitan¨ a abandonar la empresa con multitud de indirectas muy directas. De modo que si pides la reducción de jornada, que sepas que estás en tu derecho legítimo, pero estate preparada también para perder responsabilidades, el puesto o incluso el mismo trabajo. Dependerá mucho del tipo de empresa y de la relación previa con tus superiores.

2.Mandos intermedios o directivos. Son puestos de cierta o mucha responsabilidad, bastante bien pagados, más cuanto más responsabilidad o gente a cargo (siquiera en teoría). Normalmente son trabajos bastante sacrificados en cuanto a horarios y estrés, y a menudo también con viajes. Por lo que a veces, no son precisamente la mejor opción para conciliar con la vida privada. Sin embargo, lo hemos incluido pensando en el caso de algunas empresas internacionales y/o multinacionales, que en ocasiones tienen excelentes políticas de conciliación con vida familiar o simplemente personal. Dichas empresas miden el rendimiento de sus empleados en resultados no en horas de oficina u horarios fijos. En estos casos, puedes adaptar tu propio horario de trabajo e incluso trabajar desde casa algunos días sin dar explicaciones, llegando incluso a pagarte un plus por dedicar un espacio de tu casa particular como área de trabajo. Si tienes la suerte de trabajar para una de estas empresas, deberías planteártelo seriamente antes de considerar ningún cambio.

3.Negocio propio. Tener un negocio propio puede ser muy sacrificado en muchos aspectos, pero al menos te permite el lujo de poder fijar o modificar tus horarios de trabajo, que es tanto.

Concluyendo, si quieres tener un sueldo digno pero que te permita llegar a casa a tiempo de ver tus hijos antes de irse a la cama, o trabajas para una multinacional, o eres funcionario, o montas tu propio negocio. Conseguir cualquiera de estas opciones no es fácil, pero renunciar a tener vida fuera del trabajo tampoco lo es.

_¿EXISTEN TODAVÍA LOS TRABAJOS PARA TODA LA VIDA?

pic2

¿Es realmente cierto que tu empleo no te puede fallar en el futuro? Estás creyendo lo que quieres creer o tienes alguna evidencia clara de que tu salario es intocable?

La competencia del mercado global, la reforma laboral y las políticas estratégicas de las grandes empresas, hacen que el concepto de estabilidad laboral haya pasado a la historia. Tanto para pequeñas empresas, más volátiles e influenciables por los cambios, como para las más grandes, desde multinacionales industriales a bancos, ha llegado el momento de vivir al día y adaptarse contínuamente a lo que marcan los mercados para sobrevivir. De igual modo, los trabajadores de hoy, se ven obligados a aceptar que la duración de su contrato es cada vez más impredicible, incluso para los supuestamente indefinidos.

Solo nos queda aceptar que los tiempos han cambiado para todos, empresas y empleados. Especialmente para aquellos que crecimos escuchando a nuestros padres decir eso de: ¨estudia algo que tenga salidas¨, o el famoso: ¨trabajar para una empresa es más estable que montar tu negocio¨. Parodojas de la vida, los que hicimos caso a nuestros padres nos encontramos ahora una realidad muy diferente, que debemos de asumir tanto en primera persona como de cara a nuestros hijos. Y supuesto que ya una Ingeniería, tres idiomas y dos masters, no te aseguran nada, al menos, hagamos aquello que nos gusta. Pues sólo haciendo lo que realmete nos gusta, tendremos posibilidades de destacar entre la multitud.